Categorías

Dingle: La belleza del mar a orillas de la montaña

Dingle: La belleza del mar a orillas de la montaña
12.09.2017

Los paisajes de Irlanda han sido escenario de diversas películas famosas, y la Península de Dingle no se queda atrás, al ser, varias décadas atrás el ambiente donde se rodó la famosa película la “La hija de Ryan” y un lugar ideal para ir de vacaciones.

Ubicada en uno de los extremos del país a orilla del Océano Atlántico, Dingle es un lugar que ideal para alejarse del ruido y la contaminación, donde se ofrecen diferentes atracciones que van de la mano con la naturaleza.

Desde caminatas con guías especializados, deportes acuáticos y conocer mucho de historia, son algunas de las actividades que puedes realizar.

Comencemos con la visita a Ingle Beach, una playa que te sorprenderá por su azul intenso y en la que se realizan deportes como surf, kayak, windsurf, kitesurf, hangliding y pesca. En este lugar rodeado de verdes montañas se encuentran los sitios para el alquiler de todo lo que necesites e instructores certificados para que aprendas a andar sobre las olas.

Si de mar se trata Coumeenoole Beach es la ideal para bellas fotografías, a pesar de no poder tomar un baño en sus aguas, el paisaje te dejará cautivado y puedes bajarte en partes de la carretera para ver un atardecer impresionante.

Una experiencia diferente es sin duda entrar en el Oratorio de Gallarus, una singular construcción que data del siglo VIII y que fue levantado por la iglesia cristiana, en ella te contarán su historia y la de sus alrededores por medio de un audiovisual.

Las grandes islas Blasket es otro gran atractivo, para llegar a ellas hay que tomar algunas de las embarcaciones y una vez en allí puedes visitar lo que queda de la comunidad que habitaba en este lugar, es un pedazo de tierra para reflexionar sobre cómo pudo haber sido la vida lejos de todo.

Para aprender y quedar cautivado de la fauna marina tienes que ir al Dingle Oceanworld acuario, que tiene más de 20 años de fundado y su principal atractivo son los pingüinos, cuenta con la colección más grande de tiburones de todo Irlanda y una reciente muestra del mundo de los insectos.

Otro paseo donde tendrás contacto con uno de los animales del mar más querido es el Dingle Dolphin Tours, allí conocerás al habitante más famoso de la ciudad, el delfín Fungi, quien tiene más de dos décadas viviendo en las aguas de esta península y hasta una estatua tiene en una de las calles. Algo muy importante en este viaje, si no ves al delfín no pagas, ¡vale la pena intentarlo!

Si lo que quieres es escuchar a los mejores músicos del lugar sólo debes acercarte a St James Church, una edificación que hasta te resultará poco atractiva por fuera, pero una vez dentro te maravillaras con su acústica y los excelentes conciertos casi privados que se dan tres veces por semana. Recuerda apartar tu espacio en las oficinas de turismo.

Siguiendo con el arte, la Galería de Greenlane, ofrece una gran muestra de pinturas irlandeses y escultura contemporánea, donde se resalta el arte local para que los turistas conozcan sobre los destacados artistas de la ciudad.

Y como este gran país es conocido por su whisky, un paseo por la destilería de Dingle resulta ideal, se dedican a crear la bebida de forma artesanal así como también ginebra y vodka. Cuentan desde el año pasado con una escuela de whisky. Por ello, darte un tour por sus instalaciones es un gran regalo para el paladar y para conocer sobre el fascinante proceso de elaboración de esta bebida de antaño.

Y si de activar los sabores se trata una visita a Skillings Chocolate es inevitable, por ser una zona que se destaca por su ganado lechero, el chocolate resulta todo un manjar. No es una gran industria, al contrario, es una pequeña empresa familiar que hace un producto de gran calidad y que merece ser probado. Recuerda antes de ir averiguar los horarios de visitas.

No puedes irte de Dingle sin antes hacer una caminata, te sorprenderás con la cantidad de monumentos arqueológicos que datan de hace más de 6 mil años, como la antigua iglesia de Kilmalkedar, entre sus ruinas podrás observar un alfabeto de piedra, la piedra agujereada Ogham, la cruz de piedra reloj de sol. Otra de las edificaciones que podrás apreciar es la Torre Eask, construida en 1847 para guiar a las embarcaciones.

En lo que respecta al clima, por lo general llueve casi todo el año, a pesar de haber mucho frío es mejor llevar algo de ropa abrigada. En la gastronomía el salmón, los quesos, excelentes mariscos son los protagonistas. Si quieres probar lo mejor de su mesa, tienes que visitar Dingle la primera semana de octubre cuando realizan su reconocido festival gastronómico.

 

 

Leer nuestro anterior articulo Trekking y Alpinismo en Tanzania

Leer nuestro siguiente articulo Distrito Federal: la ciudad de los museos

Comentarios (0)
You
Please, login or register to leave a comment
Correo electrónico incorrecto
Contraseña incorrecta
Soy turista
Soy guía
¡Elige quién eres!
¡Nombre incorrecto!
¡Apellido incorrecto!
Correo electrónico incorrecto
¡Contraseña incorrecta!
You must accept the terms of use!
Soy turista
Soy guía
¡Elige quién eres!
Correo electrónico incorrecto
You must accept the terms of use!
¿Has perdido tu contraseña? Por favor, introduce la dirección de correo electrónico. Vas a recibir un enlace para crear una nueva contraseña.
¡Mensaje de error!
¡Código captcha no válido!
Cerrar