Categorías

El Mer de Glace: una aventura helada que te llevará al Glacial más grande de Francia

El Mer de Glace: una aventura helada que te llevará al Glacial más grande de Francia
23.06.2016

En los Alpes franceses, producto del hielo que ha caído durante años a una altura de 2.400 metros por encima del nivel del mar se ha formado un hermoso glacial, el de mayor extensión de Francia con 7 kilómetros de longitud. ¿Estás preparado para vivir en el Mer de Glace (Mar de Hielo) francés una aventura que te hará temblar de la emoción?

Para conocer esta atracción turística natural hay un tren de cremallera de típico color rojo que parte cada 30 minutos desde el pueblo de Chamonix en Francia. Ha estado en funcionamiento desde hace más 50 años, su ascenso dura aproximadamente 20 minutos, tiempo durante el cual la temperatura va descendiendo hasta los 15 grados. Para los que no están habituados a las bajas temperaturas o a las alturas de las montañas puede que les resulte difícil disfrutar del hermoso paisaje que ofrece el recorrido.

Una vez que el rojo tren se detiene habrás llegado a la estación Montenvers que está ubicada a unos 1900 metros de altura. Hay un mirador que ofrece una vista impresionante, desde donde lograrás tener una primera impresión del Mer de Glace. Además, disfrutarás de la vista de las cordilleras de Les Drus, L’Aiguille y Jorasses. En la estación hay bebidas calientes y delicatesen que te ayudarán a recuperar las energías para continuar con esta aventura helada.

Mer de Glace: precauciones que debes tomar antes de subir

Es recomendable que antes de conocer el Mer de Glace tomes algunas precauciones para que tu viaje sea una experiencia única y no se convierta en una tortura.

No es necesario que seas un súper atleta o batir ningún record mundial, pero si es recomendable que por lo menos realices algún tipo de actividad física moderada para aclimatarte a las alturas. Puedes hacer durante los días previos algunos ascensos a la estación de Montenvers para que el cuerpo se adapte poco a poco al desnivel y se reduzca la posibilidad de sufrir el mal de altura.

No olvides prestar la debida atención a la indumentaria que lleves en el momento de realizar tu visita al Mer de Glace. Usa guantes, gorro y ropa que sea aislante del frío para que puedas disfrutar con total comodidad de este hermoso Mar de Hielo.

Recuerda que te encontrarás en las laderas de inmensas montañas y la nieve es muy impredecible. Por tal razón es importante que junto a un guía turístico refuerces tu seguridad y evites posibles riesgos, sobre todo si vas con la familia. El guía turístico cuenta con absoluto conocimiento del Mer de Glace, además estará al tanto de cualquier alerta de avalancha y te informará de inmediato, ya que en muchas ocasiones la atracción se cierra si existe algún indicio de que pueda ocurrir.

Siente el pálpito del Mer de Glace en las Gélidas Grottes

La razón de estar en el Mer de Glace llega a su punto cumbre cuando por fin te encuentras en su interior, estando dentro de las Grottes o Grutas. Los visitantes sin importar su edad se quedan impresionados y las cámaras fotográficas no paran de accionarse para guardar en una imagen la sensación de estar en un lugar tan mágico. Por unos momentos creerás que te encuentras en un estudio de Disney filmando alguna nueva aventura animada.

Para bajar a las grutas del Mer de Glace existen dos opciones ambas emocionantes: puedes descender por un camino con escalones dispuestos en la ladera de la montaña, son como unos 400 metros y la caminata puede durar 20 minutos si el vértigo no se apodera de ti. La otra manera es por medio de una telecabina que sólo tarda 5 minutos pero te ofrece vistas impresionantes durante el descenso.

Las Grutas tienen un belleza particular adornada de paredes iluminadas de color azul. Dentro de ella hay cuevas donde se pueden apreciar esculturas, figuras y muebles, con la particularidad de que todas están esculpidas en el hielo y para hacer el espectáculo más divertido todas están adornadas con luces de distintos colores.

Estas grutas del Mer de Glace son naturales pero han recibido la ayuda del ser humano para que hoy día puedan servir de atracción turística. Desde el año 1946 máquinas especiales las han construido. ¿Por qué deben volver a crearse cada año estas hermosas grutas?

Por culpa del hombre y de los efectos del calentamiento global, el movimiento natural del Mer de Glace ha sufrido consecuencias que han acelerado su retroceso y el espesor de las capas de hielo que lo conforman. Los estudios científicos revelan que desde que se formó este insólito glacial hace por lo menos 100 años ha retrocedido unos 2 km. En el recorrido que se realiza a pie hasta el glacial pueden verificarse las marcas de cómo va retrocediendo cada año esta maravilla de la naturaleza.

Esa es la razón de por qué deben rehacerse las grutas. Con cada movimiento del Mer de Glace se desmoronan las antiguas y es necesario tallar nuevas para seguir ofreciendo a los turistas la oportunidad de disfrutar de tan interesante fenómeno. Una galería muy interesante dentro del glacial es donde se muestran las distintas herramientas que se usan para construir la gruta cada nueva temporada.

Una de las ventajas de contratar los servicios de un guía turístico es que de viva voz te narrará con lujo de detalles las historias y recuerdos que se tienen de épocas anteriores relacionadas con el Mer de Glace. Elementos que te darán una mejor idea de cuánto daño le hacemos al medio ambiente, hasta tal punto que afecta a zonas y regiones que se encuentran a miles de kilómetros de donde habitualmente vivimos. Es necesario que todos seamos más conscientes de la necesidad de mantener los recursos que nos ofrece el planeta tierra para poder continuar disfrutando de estos lugares paradisiacos.

En la montaña hay una Galería de Cristales con colecciones que muestran los distintos tipos que se han extraído del entramado de montañas. Es un sitio dedicado a la rama de la ciencia que estudia los glaciales.

El paseo por todo el Mer de Glace puede durar aproximadamente 3 horas. Es un viaje que bien vale la pena realizar porque la experiencia será sencillamente de otro mundo.

Ojalá el ser humano de una vez por todas tome conciencia de su papel en el planeta tierra y puedan protegerse todos estas atractivos naturales. Pero ¿y si desaparece el Mer de Glace?

¿Qué te parece el Mar de Hielo? ¿Sabías que se podía hacer turismo en un glacial?

 

 

Leer nuestro anterior articulo La Paz: paraíso marino

Leer nuestro siguiente articulo ¿Cómo obtener la profesión de guía?

Comentarios (0)
You
Please, login or register to leave a comment
Correo electrónico incorrecto
Contraseña incorrecta
Soy turista
Soy guía
¡Elige quién eres!
¡Nombre incorrecto!
¡Apellido incorrecto!
Correo electrónico incorrecto
¡Contraseña incorrecta!
You must accept the terms of use!
Soy turista
Soy guía
¡Elige quién eres!
Correo electrónico incorrecto
You must accept the terms of use!
¿Has perdido tu contraseña? Por favor, introduce la dirección de correo electrónico. Vas a recibir un enlace para crear una nueva contraseña.
¡Mensaje de error!
¡Código captcha no válido!
Cerrar